Ruta de un día en Tivoli, Roma

Si estás visitando la capital italiana, no puedes irte sin antes hacer una excursión a Tívoli. Esta bonita ciudad situada a solo 40 minutos de Roma tiene un increíble centro histórico, por el que merece la pena perderse paseando.


Publicado 13-11-2022



Incluso si no eres un apasionado de la arqueología, si visitas Tívoli tienes como parada obligatoria: Villa Adriana. No se encuentra en la propia ciudad, por lo que debería ser el punto de partida de tu ruta. Podrás pasar la mañana conociendo este enorme complejo arqueológico romano de 140 hectáreas y luego volver a la ciudad para seguir visitandola en profundidad. Esta villa fue mandada a construir por el emperador Adriano en el siglo II y en 1999 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Algunos de los lugares más importantes allí son: el Percile, una reproducción de un edificio de Atenas; el Canopo, un canal ornamental que Adriano mandó a copiar de un santuario egipcio; la gran terma, con gran parte de su techo todavía conservado y el Teatro Marittimo.



Al volver de Villa Adriana, tienes que dirigirte al centro neurálgico de Tívoli, la plaza de Garibaldi. Algo que te sorprenderá favorablemente serán las espectaculares vistas desde la parte opuesta al castillo. Simplemente siéntate y disfruta de las bonitas vistas del valle. 



Otro de los platos fuertes del centro de Tívoli es la Villa del Este. Allí, podrás descubrir un palacio renacentista e increíbles jardines. Este complejo tuvo como gran inspiración Villa Adriana, por lo que encontrarás bastantes estatuas pertenecientes a esta villa. Además, en ella podrás apreciar toda una obra de ingeniería, pues dispone de unos impresionantes jardines con hasta 500 chorros de agua. Pegada a la entrada de la Villa del Este está la Iglesia de la Santa Cruz. Si te animas a entrar, te darás cuenta de la tenebrosa iluminación que tiene, ya que cuenta con muchas luces en forma de vela a cada lado de la bóveda central, algo que se sale totalmente de lo habitual!!!



Después de visitar todas las paradas obligatorias, olvídate de toda indicación y solamente camina sin rumbo por sus calles. El encanto de sus antiguas callejuelas convierte esta ciudad en una zona muy fotogénica e increíble para pasear. Si en cambio quieres seguir visitando algunos de los puntos claves de la ciudad, no puedes dejar de conocer: el Parco Villa Gregoriana, la Duomo de Tívoli o el Castillo Rocca Pia.




Comentarios sobre :
Ruta de un día en Tivoli, Roma

Buscar en el blog