marruecos




La primavera se acerca y con ella la mejor época para visitar Marruecos. Los meses entre marzo y mayo son idóneos para visitar todas las ciudades de Marruecos y disfrutar de su clima sin que haga excesivo calor.

Este país es uno de los más concurridos por los ciudadanos españoles por darnos la oportunidad de conocer una cultura muy diferente y a la vez muy cerca de nosotros. El problema es que Marruecos es un país muy grande y tiene mucho que ver. Por eso con nuestra agencia personalizamos tu viaje ideal para que podáis ver todo lo que os gustaría con opción de moveros por todo el país con diferentes medios de transporte. Además de realizar múltiples actividades como acampar en el desierto del Sahara, disfrutar de las cascadas de Ouzoud o montar en cuad y en camello por el desierto.


Escapada a Marrakech


Marrakech es la ciudad estrella entre los turistas que viajan a Marruecos por sus calles rojizas llenas de vida, de olores orientales y de cosas que ver, como mezquitas, palacios y jardines. Además, cuenta con muchas excursiones para los más valientes.

Uno de los lugares más emblemáticos de Marrakech es la plaza Jemaa El-Fna y la mezquita Kutubía, el centro de Marrakech, todas las rutas de la Medina terminan o empiezan en esta plaza.

Para visitar la Medina una de las mejores opciones para los turistas es reservar el free tour por Marrakech, con guía en español, para aprender sobre su cultura y entender toda su riqueza arquitectónica.

Otro imprescindible de la ciudad es visitar la Medersa Ben Youssef, la escuela musulmana más grande de Marruecos construida en el siglo XIV con un espectacular patio central, muros decorados con azulejos y paredes cubiertas de paneles de zellige, cedro, estuco y mármol hechos a mano. Su horario de visita todos los días es de 8:00 a 18:00h. ¡Recordad que a estos lugares hay que ir con pantalón largo y chaqueta!

Tampoco te puedes ir de Marrakech sin ver las Tumbas Saadíes, el Zoco (el mercado más grande de la ciudad donde podrás perderte, regatear y comprar cerámicas, joyas y lámparas de metal), los Jardines Majorelle y la Muralla de 15 kilómetros que rodea la Medina que separa su parte más antigua de los nuevos barrios.

Para descansar, la mejor opción siempre será uno de los numerosos riads, pequeños palacios orientales organizados en torno a un patio central.


   


La capital, Rabat


Rabat es una ciudad cultural cargada de historia, la segunda ciudad más poblada del país tras Casablanca, su vecina.
Uno de los principales atractivos de Rabat es visitar el Mausoleo de Mohamed V, la tumba del “padre de la Independencia marroquí” con estilo clásico árabe-andaluz, dentro del arte tradicional marroquí. En la capital también destaca la Alcazaba de los Udayas, un fuerte real del siglo XII con vistas al mar.

Muchas obras maestras decoran sus calles y plazas, como son la Kasbah des Oudayas o los muros de la Chellah, una necrópolis de la época de los Meriníes, que una vez cruzar los muros es como entrar en otro mundo. Rabat es también tiene su lado moderno y cuenta con numerosos parques, como el jardín de pruebas botánicas o los Jardines Exóticos de Bouknadel. Además de sus kilométricas playas a orillas del Océano Atlántico, que conducen hasta Casablanca.



Otras ciudades que conocer en Marruecos para los más aventureros


Ciudad de Chefchaouen

También llamada “La ciudad azul” situada en las montañas del Rif, en la zona noroeste de Marruecos. Conocida por sus casas azules y sus calles en pendiente, repletas de telares y marroquinerías. Una visita imprescindible en esta ciudad es la plaza Uta el-Hammam en el corazón de la medina con una gran Mezquita del siglo XV. Un lugar lleno de tiendas de artesanos locales y preciosos paisajes de las montañas.


Fez, la capital cultural de Marruecos

Fez es una ciudad en el noreste de Marruecos, conocida por su medina amurallada Fes El Bali, en la que hay escuelas religiosas, como Bou Inania y Al Attarine, ambas del siglo XIV y decoradas con elaborados tallados en cedro y azulejos. Aquí se encuentra la medina más grande del mundo con calles que parecen laberintos.


Otras ciudades costeras: Tánger, Casablanca, Tetuán, Essaouira y Agadir 

Marruecos es un país de África del Norte que limita con el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, por lo que, además de ciudades céntricas, también podréis visitar las ciudades costeras.


Tánger, la ciudad más al norte de Marruecos donde podréis ver la Gran Mezquita de Tánger, la Kasbah, la Playa del Cabo Spartel, las Cuevas de Hércules, los Jardines de La Mendoubia y pasear por el paseo marítimo y la playa.


Casablanca es una ciudad puerto y una ciudad comercial para Marruecos. El símbolo más icónico que ver en Casablanca es la enorme mezquita del Rey Hassan II, situada sobre el mar. Otros lugares que visitar en Casablanca son el Morocco Mall, la Medina, el Museo Judío Marroquí, el Parque de la Liga Árabe, la Plaza de Mohammed V, o el Palacio Real.


 


Tetuán, conocida como “La ciudad Blanca”
se encuentra al norte de Marruecos y su casco histórico es patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una ciudad en la que visitar el Cuartel de Dar Ri
ffien, el sitio arqueológico de Tamuda, las 7 puertas de la Medina y la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.


Essaouira Agadir, a la orilla del atlántico. Essaouira brinda la oportunidad de apreciar su belleza caminando por sus murallas y el puerto pesquero. Visitar el mercado de pescado donde se puede degustar el pescado y el marisco capturados durante la noche. En el centro de la ciudad, la Medina y sus callejones, está clasificada por la Unesco por ser una de las más bonitas de Marruecos. También podéis disfrutar de sus playas y de paisajes como la Skala du Port, donde se rodó una escena de Juego de Tronos. Agadir cuenta con un paseo marítimo de 10 kilómetros con impresionantes vistas del océano y cuenta con el mayor balneario del país. Una ciudad con sol casi todo el año, llena de actividades y con gastronomía local a la orilla del mar.




Por cierto, os dejamos algunos de nuestros consejos


¡No olvidéis el seguro de viaje, el botiquín y dinero en efectivo cuando viajéis a Marruecos! Además, la moneda de Marruecos es el dírham marroquí. Es muy útil ir mirando el cambio de moneda en aplicaciones como XE para ver lo que pagamos y con esta aplicación podemos hacerlo cómodamente desde el móvil.



Marruecos es un país de sensaciones incomparables que no te puedes perder.